CEDIERON Manifestantes ganaron batalla a las autoridades. (Reuters)
CEDIERON Manifestantes ganaron batalla a las autoridades. (Reuters)

RÍO DE JANEIRO (Agencias).– Sao Paulo y Río de Janeiro, las dos mayores ciudades de Brasil, anunciaron una reducción de los pasajes de autobús tras las protestas que sacudieron en los últimos días al país por la subida de las tarifas del transporte público.

El alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, decidió revocar el aumento que había entrado en vigor este mes y que elevó el valor del pasaje de 3 reales (unos 1.36 dólares) hasta 3.20 reales (1.45 dólares); mientras el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, anunció una reducción de 20 centavos.

En tanto, las protestas continuaban en Niteroi y otras ciudades, donde los residentes exigían mejoras en los servicios públicos que reciben a cambio de altos impuestos.

En la ciudad de Fortaleza, unos 25 mil manifestantes chocaron con la Policía que trataba de impedir que llegaran al estadio Castelao antes del partido entre Brasil y México por la Copa Confederaciones.

De otro lado, una encuesta IBOPE, realizada antes de las protestas, señalaba que la aprobación de la presidenta Dilma Rousseff caía 8 puntos.

DATOS

- En Porto Alegre, Recife y otras ciudades habían anunciado el martes las reducciones en las tarifas del transporte público.

- El alcalde de Sao Paulo argumentaba que una reducción del precio de pasajes implicaba que se aplicaran recortes a otras áreas.