Miles de viviendas podrían ser arrasadas por el desborde del río, pero autoridades no hacen nada. (Alberto Orbegoso)
Miles de viviendas podrían ser arrasadas por el desborde del río, pero autoridades no hacen nada. (Alberto Orbegoso)

En abril del año pasado, un huaico devastó una zona de Chosica, causando la muerte de dos personas y el colapso de 326 casas. Ocho meses después, nada ha cambiado en este distrito: sus habitantes corren el mismo peligro debido a la falta de muros de contención.

Este panorama refleja el desinterés de las autoridades municipales por prevenir desastres naturales, que son recurrentes en esta temporada del año. El peligro aumenta si se tiene en cuenta que, según reportes del Senamhi, el río Rímac viene registrando, desde diciembre pasado, crecidas históricas de hasta 160% en su caudal porque se han empezado a intensificar las lluvias en la sierra.

LOS RESPONSABLESPero, ¿quiénes son los responsables? El jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), Alfredo Murgueytio, señaló a Perú21: "Los alcaldes de Lima, que son la cabeza de Defensa Civil en sus localidades, han hecho poco o nada para prevenir estas emergencias".

"Ante el aumento del caudal, ahora es difícil ingresar con maquinaria al río para efectuar labores de descolmatación. Ya estamos fuera de fecha para hacer obras importantes, y lo que resta es trabajar en la alerta temprana", agregó.

Ya han sido identificados los denominados puntos críticos en Chosica, y entre estas zonas figuran los asentamientos humanos Pablo Patrón y Mariscal Castilla, donde en abril del año pasado cayó el huaico. Este lugar aún luce abandonado.

La comuna de Chosica sostuvo que la Municipalidad Metropolitana de Lima se comprometió a edificar muros de contención en 32 puntos de las quebradas, con una inversión de 25 millones de soles.

PROYECTO ABANDONADOSin embargo, el proyecto está trabado por trámites administrativos en Emape, entidad que debe ejecutar la obra.

Ernesto Granda, gerente de la Municipalidad de Chosica, señaló que, luego del mencionado desastre natural –que dejó hasta casas sepultadas–, el Ministerio de Vivienda y Saneamiento emitió un decreto de urgencia para reubicar a la población de la zona de Pablo Patrón que resultó devastada.

"Estas acciones han sido dejadas de lado por dicha cartera y los vecinos siguen ahí", refirió el funcionario edil.

Mientras tanto, los pobladores aún claman por ayuda. "Las autoridades de Chosica y de Lima nos prometieron de todo cuando ocurrió la tragedia, pero hasta ahora no cumplen. Me siento fastidiada y cansada de pedir y no recibir nada", expresó Victoria Canales, quien habita un predio cuyo primer piso quedó destruido y ahora es sostenido con palos de madera.

Pero Chosica no es el único distrito en riesgo. El Indeci ha detectado 25 puntos vulnerables que se ubican desde zonas de Vitarte, Chaclacayo, Chosica y Ricardo Palma hasta otras jurisdicciones de la provincia de Huarochirí.

SABÍA QUE

- Uno de los puntos críticos está en las inmediaciones de la Av. Morales Duárez, cerca del Puente del Ejército. Ahí, cientos de casas corren peligro.

- Alfredo Murgueytio recomendó a los alcaldes medir en forma permanente el caudal del río para tomar acciones de alerta.

- Según el Indeci, más de 50 mil pobladores de la cuenca del Rímac corren el riesgo de verse afectados por posibles desbordes.

- El Rímac es el río más contaminado de Lima, seguido por Chillón y Lurín. Esto por los desperdicios que se arrojan en su cauce.