notitle
notitle

Hoy arranca en el Centro de Convenciones de Lima la Conferencia Anual de la Organización Internacional de Comisiones de Valores o IOSCO, por sus siglas en ingles. En ella se agrupan los reguladores de las bolsas de valores de más de cien países. El año pasado la conferencia tuvo lugar en Londres y fue ahí donde Lilian Rocca, la jefa de la Superintendencia de Valores del Perú, consiguió que el Perú sea el país anfitrión en el 2016 .

Este es un evento importante para el país, como lo fue la Asamblea Anual del FMI-Banco Mundial de octubre del 2015, porque ayuda a divulgar la solidez macroeconómica y el potencial de la economía peruana, precisamente en un momento en que las finanzas y economía mundiales encaran excesos de endeudamiento y perspectivas de crecimiento limitadas.

En efecto, el Perú es de los pocos países en los que la deuda pública es baja y el déficit presupuestal moderado. El banco central tiene abundantes reservas –que ascienden al equivalente a un tercio del PBI– y ni empresas ni consumidores están excesivamente endeudados. Los múltiplos de valoración de la bolsa son razonables e incluso bajos. Y la economía sigue creciendo y creando empleo pese al contexto exterior adverso. Por supuesto que hay limitantes y deficiencias en lo estructural –educación, justicia, infraestructura etc.– temas en los que esperamos que avance el nuevo gobierno, pero en lo macroeconómico y financiero la economía peruana hoy milita entre las mejores.El FMI y las calificadoras de riesgo sustentan este diagnóstico. Pero, sorprendentemente, también ahora en mayo, la empresa MSCI –una firma internacional que elabora índices bursátiles– se está planteando la permanencia del Perú en el Índice de Mercados Emergentes. Ello podría causar la desinversión de títulos de empresas peruanas por parte de algunos fondos de inversión.

Creo que MSCI cometería un error si sacara al Perú de dicho índice y lo pasara al de Mercados Frontera por tres razones de peso: (1) la excepcional situación macro del Perú; (2) el potencial de crecimiento al alza con el nuevo Congreso y gobierno; y (3) la recuperación de los valores de capitalización y la liquidez bursátil después del 50% de subida del índice de la bolsa desde enero. Confío en el buen criterio de MSCI al evaluar el "valor de opción de la espera".

Hasta el martes la conferencia de IOSCO congrega solo a sus afiliados, pero el miércoles y jueves se abre al público, como pueden ver en el programa https://goo.gl/5VR5op. En cuatro paneles de debate se tratarán los temas de derechos de inversionistas, enfoques de financiamiento para PYMEs como crowd-funding, integración de bolsas, y riesgos de los mercados de capitales.