notitle
notitle

Santiago Pedraglio,Opina.21spedraglio@peru21.com

Al mismo tiempo confirma, sin embargo, la tendencia hacia la reducción de la brecha entre ambas opciones: en enero era de 30% (61% a favor del Sí y 31% del No); y ahora, de 17.8% (56.5% vs. 38.7 %, con modelo de cédula), es decir, un acercamiento de 12 puntos en solo un mes.

Otro dato relevante de la encuesta de CPI es cómo evalúan las personas encuestadas a los "acompañantes" del No y del Sí. Todos los partidos y personajes públicos que apoyan abiertamente el No concitan una opinión favorable. Por ejemplo, 55.8% consideran que el apoyo de Lourdes Flores y su partido (PPC) favorece la campaña por el No y solo 19.1% sostienen lo contrario. Algo semejante sucede con el apoyo de PPK: 55% dicen que la favorece y 18% que la perjudica. Y en cuanto a "algunos artistas del medio", 48% evalúan su compañía como algo favorable, frente a un reducido 17.7%. También se perciben como positivos para la campaña el apoyo del congresista Fernando Andrade y Somos Perú, y el de Alejandro Toledo y Perú Posible.

Por el contrario, cuando CPI indaga sobre el apoyo a la campaña pro revocatoria, la opinión de los consultados es negativa: 49.9% consideran que el apoyo de Luis Castañeda Lossio y Solidaridad Nacional la perjudica, lo mismo que el del expresidente Alan García y el APRA, que recibe un sólido 54.8% de evaluación negativa. Al margen de que las personas encuestadas estén actualmente a favor del No o del Sí, estas últimas respuestas pueden estar indicando que los limeños ven con simpatía a los partidos que apuestan por preservar la continuidad institucional, mientras que miran con desconfianza a aquellos que quieren interrumpir una gestión, probablemente identificando en su comportamiento intereses particulares más que el bien de la ciudad.