Obra estancada. Segundo derrumbe ocurrió pese a que ya se habían realizado nuevas evaluaciones. (Luis Gonzales)
Obra estancada. Segundo derrumbe ocurrió pese a que ya se habían realizado nuevas evaluaciones. (Luis Gonzales)

Han transcurrido dos años y medio del derrumbe en el túnel Santa Rosa, que unirá el Rímac y San Juan de Lurigancho, y pese a que las obras debieron reiniciarse este mes, ayer se informó que los trabajos recién comenzarían en diciembre o enero próximo. Es decir, ni siquiera existe una fecha establecida.

Iván Infanzón, gerente general de la Empresa Municipal Administradora del Peaje de Lima (Emape) informó a Perú21 que esta demora se debe a "procedimientos burocráticos".

"Los procesos de selección del contratista fueron realizados por la OIM. Además, se retrasaron en la selección de la empresa supervisora y la firma de contrato demoró hasta finales de mayo", refirió el funcionario.

De igual forma, indicó que surgieron divergencias en el contrato firmado con el Consorcio Túneles Viales que originaron la suscripción de una adenda a finales del mes de julio. "Ahora se espera la revisión del expediente técnico", añadió.

"Las observaciones que se formulen harán que se varíe el plazo. Esperamos que este proceso termine en diciembre para iniciar la ejecución de las obras en enero del 2014", dijo.

Explicó que los trabajos están avanzados en un 57%. "Este proyecto tiene dos contratos. El segundo, suscrito en este primer semestre, tiene un plazo de 480 días calendario para las obras", manifestó.

Recordó que se amplió el presupuesto en 70 millones de soles, es decir, costará casi el doble: 132 millones de soles.

DATOS

- El primer derrumbe fue en febrero del 2011. Un hecho similar se repitió en abril del año pasado.

- Ocurrido el último hecho, Emape dijo que obra iba a comenzar en 70 días.