Los padres deben confiar en sus hijos y darles espacio, pero nunca alejarse. Deben estar pendientes, de todas maneras.
Los padres deben confiar en sus hijos y darles espacio, pero nunca alejarse. Deben estar pendientes, de todas maneras.

El perfil del papá de hoy se ha moldeado, principalmente, por los cambios a nivel social. "Ya no funciona la figura del papá cazador y de la mamá que se queda dentro de la cueva. Los tiempos han cambiado", señala Ximena Castro, psicóloga de la Clínica de las Emociones. "Los padres de ahora tienen que adaptarse a las nuevas formas de relacionarse en casa. Por ejemplo, la mamá de estos tiempos trabaja. Entonces, es normal que los papás se encarguen de bañar a sus hijos, cambiarles los pañales y ayudar en las tareas del hogar", indica la especialista.

Otro desafío es la tecnología. Muchos papás no son nativos digitales como sus hijos. Sin embargo, deben hacer lo posible para entender la tecnología, pues se trata de un punto de encuentro con sus vástagos. "Los chicos le preguntan todo a Google. Por ello, el papá debe reinventarse para recuperar la figura del padre que enseña", dice Castro.

En cuanto a los castigos, la especialista considera que los correazos y golpes, además de no ser políticamente correctos en esta época, son métodos que no enseñan. "La violencia no sirve. Es muy ofensivo. El papá tiene que educar con ternura y paciencia, pero con firmeza. No se debe infundir miedo ni despertar sentimientos negativos en los hijos", sostiene. En cuanto a la sexualidad, Castro asegura que es el diálogo franco y abierto lo que evitará que los chicos terminen envueltos en cosas como, digamos, "la ruleta" o "fiestas semáforo". El papá de hoy tiene grandes retos, cierto, pero con esfuerzo podrá salir adelante.