notitle
notitle

Alfredo Ferrero,Al.Mercadoaferrero@peru21.com

Hace unas semanas enfrentó el problema de Siria y las armas nucleares. En un mundo multipolar (Europa, China, Asia, EE.UU. y Rusia) versus la bipolaridad del 60 y la guerra fría, Obama debe compartir el liderazgo y el poder. En esta ocasión, el oso ruso obtuvo un protagonismo que no se veía hace 30 años. La ONU confirmó el uso de armas químicas contra civiles, justificación suficiente para la intervención, si Siria no asumía ciertos compromisos. La propuesta Rusa evita, por el momento, una intervención militar de EE.UU. y de sus aliados. Tuvo éxito la propuesta rusa, una victoria diplomática que ha fortalecido a Putin, recuperando protagonismo y, también, cuidando sus intereses comerciales y políticos en Siria (comprador de armas rusas).