Prevención. Limitarán ingreso de personas por 30 días. (USI)
Prevención. Limitarán ingreso de personas por 30 días. (USI)

El hacinamiento y las pésimas condiciones sanitarias convierten a las diversas cárceles del país en lugares en los que se podría expandir rápidamente la temida influenza AH1N1, que ya ha cobrado la vida de 35 pacientes.

Por esta razón, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) ha decidido limitar por 30 días el ingreso a los presidios de las personas que son consideradas como población en riesgo.

En este grupo se encuentran mayores de 65 años, menores de edad, embarazadas, lactantes, así como cualquier niño, mujer u hombre que presente algún síntoma de la gripe (estornudo, fiebre o malestar en general).

De presentarse algún caso de la peligrosa enfermedad, el INPE procederá a restringir totalmente las visitas hasta que esta haya sido controlada.

Se pondrá especial atención en los establecimientos que cuenten con la mayor población penal, como es el caso de la prisión de Lurigancho.

Con esto se busca prevenir la aparición de la AH1N1 y controlar posibles casos entre los reclusos, informó dicha organización a través de un comunicado de prensa.