notitle
notitle

Élmer Cuba,Al.Mercado@elmercuba en Twitter

Segundo, una menor demanda mundial. Tercero, un cambio de portafolio que incrementó el precio del dólar. Cuarto, un choque de oferta negativo en dos sectores primarios: agropecuario y pesca. Por ello, no es de extrañar que no se haya podido sostener una tasa de 6.5% como se esperaba a principios de año, según el consenso de economistas. Ahora bien, el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) ha evitado que se activen efectos recesivos de corto plazo con el aumento del dólar. Aunque este todavía tiene espacio para subir hacia valores de equilibrio macroeconómico. También ha reducido ya 3 veces los encajes. Por su parte el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) viene aplicando un impulso fiscal positivo equivalente a casi un punto del PBI. Al final, tal vez la economía termine creciendo 5% en 2013.