Tiene mucho que explicar. (Milagros Rodríguez/USI)
Tiene mucho que explicar. (Milagros Rodríguez/USI)

El presidente regional de Tumbes, Gerardo Viñas Dioses, se negó a presentarse ayer ante la Comisión de Fiscalización del Congreso para responder por los presuntos actos de corrupción en su gestión.

En un oficio enviado al Parlamento, Viñas afirmó que la comisión no le informó si es investigado o testigo, ni cumplió "con adjuntar la documentación que acredite los hechos imputados". Esto pese a que unas semanas antes expresó, por escrito, su disposición a asistir al Legislativo.

Debe aclarar el presunto desvío de recursos del canon y sobrecanon y las denuncias de proselitismo político con dinero público, favorecimiento a familiares en puestos claves y amedrentamiento a la prensa.

El legislador Manuel Merino de Lama dijo a Perú21 que la actitud de Viñas demuestra que "no respeta a su población" y que "está embriagado por el poder". Indicó que la autoridad regional trata de dilatar el trabajo del Parlamento con argucias legales.

TAGS RELACIONADOS