Oficial apeló a medida. (Rafael Cornejo)
Oficial apeló a medida. (Rafael Cornejo)

El coronel PNP Tomás Garay fue relevado ayer de su cargo como jefe del penal de Lurigancho luego de una denuncia presentada en su contra en la Dirección de Inspectoría por supuestos cobros de coimas a sus subalternos.

Según informó el exjefe del INPE, Leonardo Caparrós, no existirían pruebas en contra del oficial, quien –como se sabe– ha sido reconocido por reorganizar el mencionado centro penitenciario.