notitle
notitle

Pablo Secada,Punto de vistaEconomista

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó su reconocido informe de Perspectivas Económicas Globales (World Economic Outlook o WEO), en el que revisa su escenario macro global cada trimestre. Lo hizo, además, en la asamblea anual que comparte con el Banco Mundial.

Los estimados y perspectivas de crecimiento han sido, por lo general, recortados a la baja. De nuevo. El mundo crecerá a tasas de 2.9% y 3.6% este año y el próximo. La actividad económica mundial se incrementará más que el año pasado (2.6%) e igual que el previo. Como ocurrió en entregas previas, las perspectivas de las economías emergentes son las que más se han deteriorado. Las BRIC crecerán a 5.6% y 5.9% este año y el próximo, frente a un pico de 11.3%. China creció 14.6% ese año y crecerá 7.6% éste. Codelco, el mayor productor de cobre del mundo que analiza con solvencia las perspectivas del cobre, no obstante, señaló recientemente que la demanda china de cobre seguía sólida. Brasil, que creció a 2.7% y 0.9% en 2011 y 2012, crecerá a 2.5% este año y el próximo. Los que hablan del milagro de Brasil o son bien mentirosos o no tienen acceso a la web.

Japón liderará el crecimiento de las economías desarrolladas este año (2.0%) y Estados Unidos el próximo (2.6%, es decir, más que Brasil, con Mundial de Fútbol incluido). Agregadas, las economías desarrolladas crecerán 1.5% este año y 2.2% el próximo, ritmo similar al del 2007 o el 2012.

El FMI espera un crecimiento de la economía peruana de 5.4% este año y 5.7% el próximo, debajo de su potencial en ambos casos. En abril el Fondo predijo 6.3% y 6.1%, respectivamente. La política fiscal impulsará la economía, contribuyendo con casi un punto porcentual al crecimiento. El Central ya bajó el encaje tres veces, inyectando miles de soles a la economía. Por acá no va la cosa.

El manejo de expectativas ha sido nefasto. Como lo señalan varios observadores, hay una crisis de confianza no una crisis económica. La declaración de las vacas gordas y vacas flacas fue un ejemplo de qué no se debe hacer. Algún banco de inversión tituló el "efecto Humala" al impacto de la declaración. Los espíritus animales reaccionan como tales a las declaraciones en CNN, por ejemplo, sobre qué buen cuadro es Nadine Heredia, de la que esperan fervientemente que no candidatee.

El reinicio de la agenda de integración al mundo es una muy buena noticia en medio de estos desaciertos. El MEF no sólo está intentando destrabar inversiones, sino "emprender reformas del Estado" como dijo el ministro Castilla. El Ministerio de Salud recibió facultades para hacer cambios. La implementación del servicio civil ya comenzó.

Hay que hacer mucho más, sin embargo. Con instituciones así de precarias, el gobierno y otros actores tienen que hacer mucho más. Ellos son las vacas flacas.