Sigue actualizado en nuestra APP

Las reglas de juego varían, ¿hasta qué punto es saludable?

Autos

La venta de automóviles cayó 29.6%. (Foto: Difusión)

Las reglas de juego varían, ¿hasta qué punto es saludable? (Foto: Difusión)

Hace un tiempo se elevó el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) del 10% al 40% para la importación de autos usados. Luego de recibir esta noticia, lo primero que se nos podría venir a la mente es menos autos, menos tráfico, ahora que está tan complicado transitar por Lima. En parte podría ser positivo. Sin embargo, es necesario analizar todas las consecuencias que podría traer esta nueva regulación, no solo para el país, sino también para los empresarios que invierten aquí. Este sería solo un ejemplo.

Constantemente nos encontramos ante situaciones en las que el Gobierno varía las reglas de juego. Estos cambios legales que probablemente podrían beneficiar a la población, a los trabajadores, a la reducción de pobreza, no siempre son vistos con buenos ojos para los empresarios que son el motor de la economía.

El Perú es un país con una gran diversidad de oportunidades que resultan atractivas para los empresarios locales y extranjeros interesados en invertir. No es coincidencia que desde la entrada en vigencia del Decreto Legislativo N° 674 del año 1991, Ley de Promoción de la Inversión Privada en las Empresas del Estado, hayan ingresado muchas empresas para invertir en el país y que a la fecha continúen siendo actores importantes.

Se espera que este año la inversión llegue a alcanzar un crecimiento de 4.7%, siendo esta cifra la más alta en los últimos cinco años. A la fecha nuestro país tiene una baja inflación siendo el promedio anual del 2%, llegando a tener un crecimiento sostenible y constante. Es por eso que nos vemos como un país atractivo para invertir y trabajar. Entonces, debemos cuidar las inversiones existentes y fomentar nuevas que dinamicen el mercado. Todos estamos de acuerdo con que las inversiones son necesarias y que estas ayudan a generar empleo, formalidad y mayor bienestar para los peruanos.

Nos encontramos ante situaciones en las que el Gobierno (en todos sus niveles) varía las reglas de juego y esto puede significar aumentar el salario mínimo, aumentar el Impuesto Selectivo al Consumo, o modificar ciertos requisitos para otorgar permisos y licencias en una municipalidad, y así una infinidad de posibilidades. No es posible afirmar que los cambios normativos siempre serán negativos para la visión de los empresarios; al contrario, en algunos casos pueden ser positivos. Pero es necesario que se cuide mucho la forma en que se hacen estos cambios para que no espanten a los inversionistas.

Cuando existe un constante cambio normativo que impacta a las industrias, lo que llega a generar es desconfianza al momento de invertir. Si los empresarios empiezan a percibir que existen continuamente reformas a las reglas a las que se habían sometido, resultaría normal que estos dejen de confiar y reduzcan sus intenciones de invertir, o serán mucho más cautos. La consecuencia de esta situación es que empezaría a haber menos inversión o desinversión y esto es nefasto porque las inversiones generan empleo, aumentan la recaudación tributaria, que luego se puede invertir en proyectos de salud, educación, etc. Si bien es imposible asegurar que no van a darse cambios normativos, es importante tener en cuenta que los empresarios siempre están atentos a esto. Por eso, es indispensable que se les dé una mirada a los cambios legales desde el punto de vista de estos también.

Por eso, como la inversión tanto nacional como extranjera es fundamental para el crecimiento del país, uno de los elementos más trascendentales para que los empresarios se sientan seguros, es que las reglas de juego no estén cambiando. El Perú es un paraíso para la inversión, porque, además, influye mucho que el país tiene un crecimiento continuo y existan políticas sociales claras para beneficiar a la población. Pero no vale cambiar las reglas de juego todo el tiempo, porque ningún inversionista va a querer entrar en este tipo de juegos e invertir aquí por la desconfianza generada y la falta de seguridad jurídica que podría existir.

Tags Relacionados:

Impuesto Selectivo al Consumo

Ir a portada