notitle
notitle

Élmer Cuba,Al.Mercado@elmercuba en Twitter

El referéndum de 2002 buscaba la conformación de regiones pluri-departamentales. Esto fracasó, en parte, porque se tomó como un "castigo" que reflejaba la baja aprobación del gobierno de Alejandro Toledo. El Ejecutivo se precipitó al llamar a elecciones sobre la base de improvisar gobiernos regionales sobre estructuras económicas y sociales muy disímiles. Y ello, bajo presión del Apra, que quería tener control regional, lo cual logró poniendo a casi la tercera parte de los presidentes regionales de ese entonces. El primer tercio de las "nuevas" regiones tiene casi el doble de PBI per cápita que el segundo, que a su vez casi duplica el alcanzado por el tercero. ¿Así queremos un desarrollo cohesionado del país?