JUGABA UN PARTIDO APARTE. El ‘chuponeo’ telefónico complica la situación de Martínez. (Rafael Cornejo)
JUGABA UN PARTIDO APARTE. El ‘chuponeo’ telefónico complica la situación de Martínez. (Rafael Cornejo)

El presidente de la región Callao, Félix Moreno Caballero, solicitó al magistrado del Noveno Juzgado Penal del Callao que ordene la inmediata detención del exfutbolista Roberto Martínez, denunciado hace poco por la Fiscalía como instigador en el delito de interceptación telefónica.

A través de su abogado Luis Lamas Puccio, Moreno también incluyó en esta solicitud a Ernesto Torres, a quien se le sindica como autor del delito de 'chuponeo' telefónico.

Según el petitorio presentado por el letrado ante la citada instancia judicial, la orden de detención de ambos personajes tendría como propósito evitar que eludan la acción de la justicia y garantizar el desarrollo del proceso judicial.

ESCÁNDALOEl 25 de marzo de 2012, se recuerda, el programa periodístico Cuarto Poder difundió un informe en el cual se detallaba que Martínez, entonces gerente de Servicios Sociales de la Municipalidad Provincial del Callao, habría coordinado con terceras personas para que realizaran intervenciones telefónicas al presidente de la región Callao, Félix Moreno.

Según el citado programa, el 'chuponeo' telefónico lo habrían estado practicando un grupo de personas al mando de Ernesto Torres.

En el reportaje televisivo se entrevistó al ciudadano Wilbur Castillo Sánchez, quien denunció públicamente el 'chuponeo' cometido presuntamente desde la central telefónica de la Municipalidad de Ventanilla.

EN LA MIRALas informaciones obtenidas a raíz de las interceptaciones telefónicas –según el reportaje– fueron entregadas personalmente al alcalde provincial y jefe de Martínez, Juan Sotomayor García.

Por esta razón, la defensa de Moreno considera que Sotomayor también debe ser incluido en el proceso como autor mediato del delito de interceptación. Perú21 buscó la versión de Claudio Cajina, asesor legal de Martínez, pero no fue posible ubicarlo.

TENGA EN CUENTA

- Por haber sido funcionario público, en este caso Roberto Martínez podría recibir una pena privativa de la libertad no menor de tres ni mayor de cinco años.

- El juez penal ya recibió la denuncia de la Fiscalía y en los próximos días debe decidir si le abre proceso al exjugador.