notitle
notitle

Fernando Maestre,Opina.21fmaestre@peru21.com

El divorcio es un mal necesario para muchas familias. Ocurre cuando no hay solución a las dificultades y al sufrimiento. En esta columna daremos algunas medidas y recomendaciones para quienes empiezan el camino de la separación. Primero, hay que respetar los sentimientos de quien fue, hasta hace poco, la pareja de tu vida, sabiendo que siguen vivos los sentimientos y recuerdos de los buenos momentos. Por ello, involucrarse en un nuevo romance es doloroso y dañino para los ex (olvidar toma tiempo). Otra recomendación tiene que ver con los hijos, a los que se les explicará con claridad que en un divorcio no se pierde al padre. También es importante hacerles saber que los padres divorciados pueden volver a casarse y eso debe ser aceptado. Además, importa que los hijos no conozcan las aventuras de los padres, pues podrían ser un mal ejemplo. Finalmente, debe tenerse como principio lograr un divorcio amigable, lo que no quiere decir que tengan que ser grandes amigos, pero sí que no deben odiarse ni agredirse. El fin de un matrimonio es doloroso; si debe pasar por ello, no deje enemigos en el hogar que un día fue felicidad.

TAGS RELACIONADOS