Se tranquiliza. Maduro calmó su temperamento, pero empañó las relaciones con nuestro país. (EFE)
Se tranquiliza. Maduro calmó su temperamento, pero empañó las relaciones con nuestro país. (EFE)

Ante los cuestionamientos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al canciller peruano Rafael Roncagliolo, diversos sectores políticos cerraron filas para respaldar al régimen de Ollanta Humala. Adicionalmente, reclamaron definiciones sobre la relación de nuestro país con el proyecto chavista, y demandaron la inmediata destitución del embajador del Perú en Caracas, Luis Raygada, quien –increíblemente– tildó de "figurettis" e "irresponsables" a los congresistas nacionales por su "intromisión" en los temas internos de Venezuela.

"Gran oportunidad para rechazar la dictadura de Maduro y olvidar el 'chavismo' como ejemplo a seguir", tuiteó el expresidente Alan García, mientras que la legisladora Lourdes Alcorta descalificó moral y políticamente a Maduro, y hasta se ofreció a pagarle un "pasaje de ida pero sin retorno" a su embajador acreditado en Lima.

Bajo la denominación 'Amigos de Venezuela', dirigentes de Perú Posible, del Apra y del PPC, como Luis Thaís, Jorge del Castillo y Raúl Castro, también se sumaron a la corriente de desagravio a Roncagliolo censurando la "prepotente reacción" de Maduro.

Al mismo tiempo, sin embargo, lamentaron las declaraciones del embajador del Perú en Caracas, Luis Raygada, en las que "critica a los políticos y ciudadanos peruanos que no apoyan los excesos antidemocráticos del chavismo", por lo que pidieron su remoción.

ENEMIGO EN CASAEfectivamente, a través de las redes sociales, Raygada ha lanzado, en los últimos días, duros calificativos contra los parlamentarios y políticos peruanos, a quienes ha acusado de "meter sus narices en asuntos internos de países hermanos" y de "actuar por simple figuretismo para sacar provecho".

Pese a este clima de confrontación, en horas de la tarde, y en forma inesperada, el presidente Maduro anunció que daba por superado el incidente con nuestro país, alegando que el mensaje que recibió del presidente Ollanta Humala, a través de su embajador en Lima, era "suficiente" para adoptar dicha medida.

DATOS

- Ningún representante del Ejecutivo ni del Congreso salió al frente de las declaraciones de Nicolás Maduro contra el titular de Relaciones Exteriores.

- La oposición venezolana afirmó que la conducción de la política internacional de Venezuela "va por muy mal camino".

- Antes de "pasar la página", Maduro tuiteó: "Esta oligarquía cobarde (de Perú) siempre nos ha odiado a los Hijos de Bolívar".