Copa América

Ratas, esputos y DD.HH.

Cuesta creer que en una reunión a favor de los DD.HH. se utilice el arma preferida de los enemigos jurados de estos derechos, a saber, la deshumanización del hombre o la mujer cuando no comulgan con sus ideas o las combaten.

notitle

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Ricardo Vásquez Kunze,Desayuno con diamantesrvasquez@peru21.com

Primero. Mi solidaridad con Martha Chávez, defenestrada coordinadora del subgrupo de trabajo de DD.HH. de la Comisión de Justicia del Congreso de la República, cuyos DD.HH. fueron violados sistemáticamente este último primer martes de noviembre, comparándola con una rata, en un plantón convocado por las ONG de DD.HH., a través de su Coordinadora Nacional, contra su designación en el Parlamento.

Cuesta creer que en una reunión a favor de los DD.HH. se utilice el arma preferida de los enemigos jurados de estos derechos, a saber, la deshumanización del hombre o la mujer cuando no comulgan con sus ideas o las combaten. Esto no tiene otro fin que hacer posible los más atroces atropellos contra la libertad individual y de conciencia, contra la integridad física y la vida de los seres humanos que son convertidos en "ratas", "perros", "gusanos" o "parásitos", como solían y suelen estilar las satrapías y credos comunistas, violadores sistemáticos de los DD.HH. más grandes de la Historia Universal. En el Perú Sendero Luminoso, el MRTA y sus secuaces "intelectuales" son la mejor prueba de ello.

Segundo. Mi solidaridad sin ambages con Rocío Silva Santisteban, presidente de la Coordinadora Nacional de DD.HH., cuyos DD.HH. fueron violados por un individuo que le escupió la cara mientras lideraba la manifestación contra la referida designación de Martha Chávez. En la misma lógica siniestra, intolerante y fanática que con Chávez, la señora Silva fue convertida en algo menos que un animal, pues los seres humanos no escupimos a los animales sino al piso. La señora Silva fue hecha "cosa", método predilecto de deshumanización de las satrapías y credos fachistas, los segundos violadores de DD.HH más grandes de la Historia Universal.

Tercero. Luego de las "ratas" y los esputos me queda absolutamente claro que en el Perú el entendimiento y la aprehensión de los DD.HH. están en una profunda crisis. Porque si a Chávez se la sindica como alcahueta de violadores de DD.HH. durante el régimen fujimorista, no menos cierto es que en la manifestación que se congregó para repudiarla por su pasado y su presente, los símbolos enarbolados allí como ejemplo de liderazgo de los DD.HH. son francamente inaceptables.

No es un hecho aislado que el "Che" Guevara presidiera con orgullo el plantón desde diferentes ángulos de la Plaza San Martín. Ninguno de los organizadores de la CNDDHH dijo chus ni mus ante la presencia, en SU marcha, de un matarife sanguinario que, en nombre de la "revolución mundial", la "liberación" de los pueblos, la "dignidad" de los oprimidos y la "Comisión Depuradora", mandó personalmente al paredón a 500 opositores, entre enero y marzo de 1959. "Nosotros tenemos que decir aquí lo que es una verdad conocida, que la hemos expresado siempre ante el mundo: fusilamientos, sí, hemos fusilado; fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte. Nosotros sabemos cuál sería el resultado de una batalla perdida y también tienen que saber los GUSANOS cuál es el resultado de la batalla perdida hoy en Cuba". Ernesto "Che" Guevara. Naciones Unidas, 11 de diciembre de 1964.

Así, tratándose de los derechos humanos y su defensa la verdad es hoy, sin necesidad de "Comisión" alguna, que si Chávez muere por la boca sus detractores por sus imágenes. No digo una palabra más.

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada