Humala recorrió Cajamarca. (Difusión)
Humala recorrió Cajamarca. (Difusión)

¿Será flor de un día? Mientras los conflictos sociales y enfrentamientos políticos no cesan, el presidente Ollanta Humala dejó a un lado su discurso confrontacional y pidió que se acaben las "peleas" para trabajar por el desarrollo del país.

En Cajamarca, cuna de Gregorio Santos, uno de sus más severos detractores, el mandatario dijo que no tiene tiempo "para discutir, ni para pelear, solo para trabajar".

"No es tiempo de peleas porque pierde el pueblo. No hay tiempo para mirarnos las caras y esperar. Necesitamos trabajar de la mano con los alcaldes, gobernadores, congresistas, Gobierno Regional para que juntos, de la mano, podamos mejorar la calidad de vida de nuestros hijos. Tenemos que trabajar con quienes quieran trabajar", insistió.

Humala indicó que visita el interior del país no con discursos, sino con obras concretas.

En el distrito de Yauyucán, provincia de Santa Cruz, inauguró obras de apoyo social por más de S/. 16 millones.