VIAJES INSEGUROS. Turistas que quieren conocer las Líneas de Nasca no reciben un buen servicio. (Rafael Cornejo)
VIAJES INSEGUROS. Turistas que quieren conocer las Líneas de Nasca no reciben un buen servicio. (Rafael Cornejo)

La informalidad sigue siendo el talón de Aquiles del aeródromo de Nasca. Allí, diariamente, decenas de turistas, entre nacionales y extranjeros, se juegan la vida al abordar avionetas que operan sin estar debidamente registradas o, en algunos casos, que son piloteadas por personas que no han tenido la capacitación adecuada para realizar maniobras que permitan apreciar con seguridad las enigmáticas Líneas de Nasca.

Maribel Díaz, coordinadora de las oficinas de (i) Perú –que brindan información y asistencia al viajero en diferentes terminales terrestres y aéreos del país–, reconoció que el módulo de dicho ente ubicado en el aeródromo de Nasca recibe a diario múltiples quejas.

"De 10 reclamos, siete son por un mal servicio de los operadores que tiene a cargo los sobrevuelos a las pampas de Nasca. Hay una informalidad espantosa en lo que se refiere al guiado, a los precios de los pasajes y a la comodidad de los pasajeros dentro de las avionetas, lo cual pone en riesgo la vida de los turistas", manifestó.

La funcionaria dijo que si una nave que no está debidamente registrada sufre un accidente, los familiares de las víctimas no tendrán a quién reclamar. "Así de peligroso es el tema", señaló. Por ello, saludó el ingreso de operadores profesionales como LC Perú, que realizará sobrevuelos con aviones panorámicos y seguros.

DATOS

- Jorge Jochamowitz, vicepresidente de Canatur, dijo que la competencia obligará a los operadores del aeródromo de Nasca a mejorar su servicio.