Una vez más, la situación penitenciaria de Antauro Humala pone en aprietos al Gobierno de su hermano Ollanta. (César Fajardo)
Una vez más, la situación penitenciaria de Antauro Humala pone en aprietos al Gobierno de su hermano Ollanta. (César Fajardo)

El retiro del legislador Virgilio Acuña Peralta de la vocería de Solidaridad Nacional (SN) ha desnudado la puesta en marcha de una articulada maniobra del oficialismo y de sus eventuales aliados para favorecer a nivel penitenciario a Antauro Humala, hermano del presidente de la República, quien purga una condena de 19 años de prisión por el asesinato de cuatro policías y dos civiles en el 'Andahuaylazo'.

Como denunció días atrás la congresista Martha Chávez, el proyecto aprobado en primera votación por el Pleno del Parlamento tiene como uno de sus principales beneficiarios al etnocacerista, al establecer que cuatro leyes dadas en agosto para endurecer las sanciones contra sicarios, violadores, feminicidas, asesinos de policías e integrantes de organizaciones criminales no tendrán carácter retroactivo. De esta forma, Humala podrá, llegado el momento, acogerse a la redención de pena por educación o trabajo e, incluso, acceder a la libertad condicional.

CONFESIÓN DE PARTESi bien la polémica iniciativa fue presentada el jueves 12 por el 'solidario' Virgilio Acuña, y ese mismo día fue aprobada en el tiempo récord de 7 horas y 47 minutos, una serie de hechos permite determinar que la 'autoría intelectual' de la propuesta le correspondería, en realidad, a Gana Perú.

Desde la confesión de parte del oficialista Santiago Gastañaduí –quien ayer, en RPP, reconoció: "No promovimos la iniciativa justamente para que no se crea que queremos beneficiar al hermano del presidente"– hasta el cierrafilas de Gana Perú, que impidió que se bloqueara el debate en el Pleno luego de que los congresistas de SN retiraran sus firmas del proyecto tras advertir la triquiñuela en favor de Antauro.

A todo eso, además, hay que agregarle un dato que genera suspicacia: la participación como asesor de Virgilio Acuña de Ángel Delgado Silva, nada menos que el exjefe del gabinete de asesores del presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez Mayor.

Para el parlamentario Juan José Díaz Dios, de Fuerza Popular, es evidente que detrás del cuestionado proyecto está el oficialismo, "que no ha querido dar la cara y ha recurrido a un congresista amigo, como Acuña, para beneficiar a quien, sabemos, es un asesino de policías", sentenció.

En medio de esta discusión, el jefe del Instituto Nacional Penitenciario, José Luis Pérez Guadalupe, salió al frente de los detractores de la norma, pendiente de segunda votación. "Tenemos que defender el debido proceso. No beneficiamos a nadie, no se tienen que personalizar las leyes", arguyó con vehemencia, al tiempo de descartar algún beneficio directo a Antauro Humala.

Con matices, el mismo argumento fue esbozado por Heriberto Benítez, quien calificó como una "exageración" decir que la ley en cuestión anticiparía la salida de Antauro Humala Tasso de prisión, aunque después no le quedara más que reconocer que ese escenario no es una utopía.