(Alessandro Currarino/GEC)
(Alessandro Currarino/GEC)

Muchos estamos pendientes de los números de infectados por el virus y sobre su evolución, ¿pero son certeras las cifras? También nos comparamos con lo que ocurre en otros países. ¿Tiene sentido hacerlo? Nate Silver, famoso estadístico que tiene el blog FiveThirtyEight, escribió un artículo que pone en duda la relevancia de estas cifras, su evolución y comparaciones entre países. Presenta análisis estadísticos que demuestran que el número real de infectados es muy superior a las cifras reportadas, y no porque nos estén engañando, sino porque no todos los países testeamos igual y en general no se han hecho suficientes tests, particularmente las moleculares y, por lo tanto, no tenemos cifras reales.

La información existente es incompleta y el número real de infectados es superior al reportado, con márgenes de error altos que aumentan mientras menores sean las pruebas como porcentaje de la población. Menciona que un país que reporta 1,000 casos detectados podría tener realmente entre 5,000 y 100,000, dependiendo de qué tantos tests hizo y de la calidad de estos. Debemos testear más, no solo para identificar y aislar a los infectados, sino también para crear una base de datos que permita conocer mejor el grado de contagio por zonas y su evolución. Así podríamos flexibilizar las restricciones de movimiento con más seguridad.

La cifra más confiable que tenemos es el número de fallecidos, aunque tampoco lo es totalmente, ni tampoco es comparable, ya que depende de qué tan bien se registraron las causas de los decesos en distintos países. El Perú tiene uno de los números más bajos de fallecidos con respecto al millón de habitantes. Es fundamental mantenerlo así.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

José Luis Pérez Guadalupe 20-04-2020

TAGS RELACIONADOS