(AFP)
(AFP)

El cantante Anthony Kiedis, vocalista del grupo de rock alternativo Red Hot Chili Peppers, se enfrentó a golpes con agentes de seguridad de The Rolling Stones luego de que estos le impidieran entrar al hotel Four Seasons de Filadelfia porque lo confundieron con un fan.

Todo empezó cuando Kiedis regresó al lujoso hotel en compañía de su novia, pero le impidieron el acceso sin mayores explicaciones. Él no tuvo paciencia e inició la pelea con los miembros de seguridad. Algunos testigos gritaban: "¡Es el líder de los Red Hot Chili Peppers!", pero los agentes no escucharon y el altercado prosiguió.

Los guardaespaldas no le permitieron la entrada al rockero debido a que, en ese momento, los Rolling Stones salían del hotel y confundieron al cantante con un admirador que intentaba acercarse al grupo británico.