notitle
notitle

No he leído el estudio realizado por colegas de la Pacífico, pero, de lo leído en la prensa, veo que el debate está candente y que las divergencias parten de algunas de las premisas usadas para evaluar el sistema. Por ejemplo, critican la obligatoriedad de la aportación, como si los individuos tuvieran información perfecta a largo plazo y no prefieran el consumo presente frente al consumo futuro. Otro tema que se considera una falencia es que menos de la mitad de los usuarios cotizan en el sistema, como si eso fuera causado por el sistema y no reconocen la alta informalidad. Critican la poca rentabilidad para el usuario, pero eso podría estar más relacionado con la variedad de instrumentos financieros donde la administradora puede colocar los recursos y desconoce que, por escala, las AFP pueden administrar el riesgo mejor que un usuario individual. Por último, propone una contribución o impuesto para generar una pensión universal; no me opondría si a su vez se corrigieran las distorsiones generadas, como el régimen de la ONP, la Pensión 65 y otros regímenes especiales adicionales.