ACCIÓN Y REACCIÓN. Las declaraciones de Cameron generaron preocupación en la Unión Europea. (Reuters)
ACCIÓN Y REACCIÓN. Las declaraciones de Cameron generaron preocupación en la Unión Europea. (Reuters)

LONDRES (AFP).– El primer ministro británico, David Cameron, prometió un referéndum que defina la permanencia de su país en la Unión Europea (UE) en el año 2017, previa renegociación de la relación actual. Este ofrecimiento ha causado rechazo entre los países miembro.

El jefe del Gobierno británico se comprometió a negociar un "mejor acuerdo" entre el Reino Unido y el bloque de los 27 que tenga el mercado único como "tema central" si es reelegido para un nuevo mandato en las elecciones generales previstas para 2015.

"Y cuando hayamos negociado ese nuevo acuerdo, daremos al pueblo británico un referéndum con una opción muy simple de dentro o fuera: permanecer dentro de la UE bajo las nuevas condiciones o salir completamente", agregó en un discurso considerado crucial y que los británicos llevaban seis meses esperando.

¿EUROPA A LA CARTA?La promesa de Cameron tuvo inmediato eco en la UE, siendo los ministros de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius, y de Alemania, Guido Westerwelle, los primeros en pronunciarse contra una Europa "a la carta".

La Comisión Europea trató de desdramatizar la situación, y dijo que "acoge con agrado la declaración inequívoca" de Cameron de querer mantener a su país dentro de la UE.

Sin embargo, más frontal fue el presidente de Francia, François Hollande, quien indicó que, aunque el Reino Unido está en su derecho de celebrar un referéndum, "Europa no es negociable".

SABÍA QUE

- Cameron no dio precisiones sobre los términos que pretende renegociar con sus socios de Bruselas.

- El Reino Unido es uno de los 12 miembros fundadores de la Unión Europea (UE), pero mantiene su propia moneda.