¿Prólogo de un Lenín Moreno?

Lenín Moreno

(MarioZapata/Perú21)

(MarioZapata/Perú21)

Ariel Segal
Ariel Segal

Mañana habrá un referéndum en Ecuador con siete preguntas diversas vinculadas a la corrupción, la ecología, la minería, delitos sexuales, etc., aunque todos los ciudadanos saben que la esencia de esta consulta popular es la cuestión sobre el sistema de reelección de toda autoridad electa que instituyó el ex presidente Rafael Correa en la Constitución de 2008. La paradoja de esta historia es que Lenín Moreno, quien fue vicepresidente de Correa de 2007 a 2013, es hoy el mandatario que quiere eliminar la reelección porque la considera dañina para la democracia de su país.

Todos los analistas interpretan el referéndum de mañana como un enfrentamiento político entre dos ex aliados en una situación que nadie hubiese previsto cuando Correa, como presidente, apoyó a su ex primer vicepresidente Moreno para sucederlo en el cargo hace menos de un año.

Desde entonces, cuando Moreno asumió la Presidencia, comenzó a desmontar la estructura autoritaria de poder de su antecesor, acabó con la censura a los medios, separó del cargo al ex segundo vicepresidente de Correa y el suyo propio por unos meses, Jorge Glas (2013-2017), por acusaciones judiciales que lo vinculan al escándalo de Lava Jato con Odebrecht. Glas se encuentra ahora en prisión y Correa acusa a Moreno de complotar para crear una mala imagen suya y de sus aliados, hasta el punto en que el ex presidente regresó de Bélgica y convocó al partido Alianza País para expulsar a Moreno. Finalmente, fue Correa quien tuvo que renunciar al partido para formar uno nuevo.

Si mañana gana el Sí, será el fin del “correismo”, pero el comienzo para que Ecuador deje la lucha política atrás (el prólogo) y Lenín empiece a gobernar; es decir, a ocuparse de los problemas del pueblo.

Tags Relacionados:

Ariel Segal

Lenin Moreno

Leer comentarios ( )

Ir a portada