notitle
notitle

Adolfo Guevara,Opina.21aguevara@peru21.com

A esto hay que sumarle un estreñimiento pertinaz. Cuando lo que protruye es pequeño, es un prolapso rectal de mucosa parcial (no están involucradas todas las paredes del recto). Se le llama procidencia cuando sale a través del ano una masa grande, de varios centímetros, y que abarca todas las paredes del recto, generalmente después de defecar. Casi siempre hay que recurrir a maniobras manuales para devolverlo a su sitio. Generalmente el portador de este problema tiene sensación de ano húmedo; en ocasiones hay incontinencia anal (se escapan los gases y se pierde el control de las heces). El tratamiento es la cirugía, con excelentes resultados. Hay operaciones que se pueden hacer solo por vía anal, dependiendo de lo avanzado del mal y las condiciones del paciente. También existen operaciones a través de la vía abdominal (laparoscópica) o en forma convencional.