notitle
notitle

progresar@arellanomarketing.com

El éxito de una empresa ya no solo se mide por las ganancias que sus ventas generan, sino también por la satisfacción de sus colaboradores respecto del ambiente del trabajo y del trato entre sus jefes y compañeros.

Hoy en día todo empresario debe entender que sus colaboradores pasan mayor tiempo en el trabajo, conviviendo con sus compañeros, más que con su familia misma. Por ello, si no se sienten a gusto con el trabajo que desempeñan, con el trato entre sus compañeros y con sus jefes, entonces sus resultados no serán lo que espera la empresa.

Imagine que usted es dueño de una peluquería, pero sus estilistas y manicuristas están descontentos. Con seguridad, el trato y ambiente que ofrecerán al público no será el adecuado. ¡Incluso es posible que lo comenten a sus clientes! y, naturalmente, estos tendrán una pésima impresión de usted y de su negocio. Por el contrario, si el trabajador expresa a los clientes lo bien que se siente y demuestra lo feliz que hace su trabajo, será más probable que lo recomienden. Como ve, esa calidad del producto que emite su colaborador también está influenciada por el ambiente laboral.

¿Cómo lograr que se genere un buen clima? 1. Primer pilar: Respeto y Reconocimiento. El respeto involucra mostrar actitudes positivas y muchos detalles como: escuchar, ser considerado con el tiempo de los demás, no llegar tarde al trabajo o reuniones, responder los saludos, etcétera. El reconocimiento, por otro lado, se relaciona con la confianza que les da a sus trabajadores en las tareas que realizan.

2. Segundo pilar: El ambiente de trabajo influye directamente en la motivación de su personal, en su productividad y en su capacidad de tomar decisiones.

Así que ya lo sabe, estimado lector. Si promueve un ambiente agradable, seguramente obtendrá mejores resultados y mayores ganancias.

SABÍA QUE

- Una empresa con colaboradores contentos tendrá clientes contentos.

- La primera causa de renuncia es por el mal clima laboral, en especial por problemas con jefe directo.

- Tenga políticas internas claras: reconocimientos, responsabilidades y condiciones para las promociones.