Prometedor. Christofer Gonzales marcó el 1-0 y llenó de ilusión a toda la hinchada merengue. (David Vexelman)
Prometedor. Christofer Gonzales marcó el 1-0 y llenó de ilusión a toda la hinchada merengue. (David Vexelman)

Carlos Bernuy Florescbernuy@peru21.com

Escribe sobre ti, Universitario. Te doy una pelota, te recuerdo tu historia y te muestro a miles que aguardaban tu regreso. Escribe sobre ti, 'U'. Con las palabras 'triunfo' y 'alegría' dentro de la poesía que febrero siempre inspira. Escribe sobre ti, porque estás de vuelta y contigo vuelve la esperanza. El 1-0 ante un César Vallejo, que pasó a la historia como poeta, parece augurar algo bueno.

Porque buena fue la presentación. Justa, con algo que sobra y, como siempre, algo que falta. En el primer ítem está Christofer Gonzales. Joven, encarador, atrevido y hasta enganche. No se escondió para pasarla ni temió pisarla. A su lado, Diego Guastavino perfiló varios ataques y, en la zaga, Fernando Alloco apareció por más de un lado. En desmedro, el lateral Dávila hizo extrañar a Chávez, y Ximénez no tuvo su mejor noche.

La buena redacción de Christofer Gonzales puso el primer trazo a los 3', cuando de un tiro libre sacó un derechazo que exigió a Libman. Luego, el mismo 'Yuyo' contuvo un tiro libre de Guastavino. ¿Sus compañeros? Sotil perdido en la gambeta, Quinteros haciendo faltas y Guizasola sin salida.

Por eso tuvieron que pasar 26' para el primer ataque visitante. Requena metió un zapatazo, pero 'Malingas' no pudo añadir el rebote. Hinostroza se contagió del despertar y con una volea casi logra el primero a los 35'. Pero la 'U' quería el primer párrafo. A los 46' se lanzó en contragolpe y el centro de Rainer Torres (que ridiculizó a Galván) lo añadió Christofer. El Monumental festejó la lectura de su felicidad con aplausos por la inspiración.

PUDIERON SER MÁSVallejo ganó con el ingreso de Piero Alva, pero el excrema no tuvo compañía. En cambio, la 'U' se solidarizó para escribir. Ximénez la perdió debajo del arco a pase de Olascuaga a los 54' y, dos minutos después, Guastavino ingresó veloz al área, pero remató presionado.

Luego, el mismo uruguayo condujo un par de 'contras' que no terminaron bien.

Universitario, escribiste sobre ti. En papel crema convertiste la historia de la primera noche en algo que vale la pena leer, para dormir contento.