[Opinión] Aldo Mariátegui: Cualquiera puede llegar aquí a cualquier cargo. (Foto: Renzo Salazar)
[Opinión] Aldo Mariátegui: Cualquiera puede llegar aquí a cualquier cargo. (Foto: Renzo Salazar)

-¿De dónde han sacado que el Perú es un país excluyente y que no le da oportunidades iguales a todos si podemos ver que cualquiera, pero que cualquiera, puede llegar a ser presidente, ministro, congresista o secretario de Palacio? No conozco a ningún otro país del mundo donde los semianalfabetos accedan tan fácilmente a estos puestos.

-Nuclear el audio presentado ayer por Butters en Willax, en donde se escucha a Zamir Villaverde coordinar con Bruno Pacheco cómo colocar a un viceministro adicto en el MTC. También estos pillos comentan cómo otro truhán ha puesto mucho dinero para ser nombrado ministro en esa cartera (tan apetitosa por las obras públicas), pero lo más serio de todo es que cuentan que el presidente Castillo estaba al tanto. Si esto no es ya “incapacidad moral” para ser vacado, solo quedaría que Castillo mate a alguien por televisión. Lo que me sorprendió fue el escaso “rebote” inicial que tuvo este audio en otros medios (salvo Expreso). Se alegará que salieron muy tarde, pero igual hasta bien entrada la mañana había mucho mutismo o muy poca información al respecto. ¿Por antipatía al conductor y al medio? En fin, ya he visto que posteriormente comenzó a aparecer la historia, aunque sin el protagonismo de apertura que se merece. Parece que es más importante en el Perú que un violador atroz se haya suicidado (o le “hayan suicidado”) en su celda. Claro, la batahola mediática hubiera sido distinta y descomunal si estos audios fueran de fujimoristas o apristas o derechistas y ya el presidente de esos colores políticos estaría hace rato vacado o con un pie en la salida. Y a propósito de doble rasero… ¿Por qué nadie le exige una buena explicación a Sagasti sobre por qué se rebajaron tanto los requisitos para poder ser designado secretario de Palacio a tan solo dos días de dejar el poder? ¿Qué se negoció con el entrante Castillo a cambio? ¿O me van a decir que fue “una casualidad”?