Preparándonos para el verano
Preparándonos para el verano

Talia Schvartzman,Opina.21Directora Nutrición y Dietética de la UPC

Ya se asoma el verano y, con él, las necesidades nutricionales. Por ejemplo, si aún no lo hemos hecho, debemos empezar a hidratarnos adecuadamente. En lugar de esperar las consecuencias por falta de hidratación, hay que educar a nuestro organismo.

Una forma fácil: tomar un vaso de agua a media mañana durante varios días. Luego, añadir un vaso de agua a media tarde y mantener esta rutina tres días más.

Cuando se incorpora este hábito, el cuerpo pide más líquido a través de la sed. Aunque parezca obvio, no lo es. Muchas personas viven casi sin tomar líquido en el día porque no sienten sed. Entonces, hay que llamarla. Los siguientes vasos serán más fáciles de tomar, hasta llegar a tomar dos a media mañana, dos a media tarde, uno luego de almorzar y otro en la noche.

Asimismo, empecemos a comer más fruta pero sin exagerar. Recomiendo dos o tres porciones al día. Debemos organizar la lonchera para incorporar frutas siempre, y consumirlas a media mañana y a media tarde. Bienvenido, calor.