notitle
notitle

Luis Felipe Arizmendi,Al.Mercadofelipearizmendi@gmail.com

El fortalecimiento de la economía de EE.UU. y de su moneda por una reducción progresiva del programa de compra (QE) de papeles de corto y mediano plazo, ahora por US$65 mil millones por mes, sumado a una tasa relativamente baja de inflación, hace pensar que la doctora Janet Yellen, nueva presidente de la FED, se concentrará más en cómo desarmar los US$4 billones en papeles de deuda en poder de la FED sin recesar la economía, así como en no caer en inflación. Esto eleva las tensiones en los países emergentes, pese a que muchos tienen mejores indicadores macroeconómicos que los países desarrollados. Puede parecer injusto, pero así están las cosas.