Largo debate. Cancilleres del Perú y de demás países de la OEA debatieron durante más de 12 horas. (Difusión)
Largo debate. Cancilleres del Perú y de demás países de la OEA debatieron durante más de 12 horas. (Difusión)

Ecuador y sus aliados no pudieron imponerse en la Asamblea Extraordinaria de la Organización de Estados Americanos, que finalmente aprobó la resolución que establece una serie de reformas al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, y aunque dejó abierta la posibilidad de que el diálogo continúe, cerró los puntos relacionados con el financiamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión.

Ricardo Uceda, director ejecutivo del Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS), afirmó que "en la práctica ha sido una derrota para los países del ALBA" porque no pudieron introducir la reforma para prohibir el financiamiento propio de la relatoría con la intención de debilitar su funcionamiento y quitarle autonomía. Detrás de eso estaban Ecuador, Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

"Creo que había un riesgo real, pero creo que se ha conjurado, ha pasado el peligro", enfatizó el periodista quien, sin embargo, no descartó la posibilidad de que este tema se vuelva a tratar en el futuro, toda vez que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, "tiene una obsesión por tocar el tema" de la libertad de prensa.

Aunque Uceda expresó sus discrepancias con algunos aspectos de la declaración de Guayaquil –que se firmó el pasado 11 de marzo y que fue apoyada por el Perú–, sostuvo que la posición que el canciller Rafael Roncagliolo adoptó en la reunión de Washington fue apropiada porque –según dijo– fue claro respecto de la Relatoría para la Libertad de Expresión. No quiso comentar si está bien o mal el planteamiento del cambio de sede de la CIDH, pero manifestó que tampoco es una locura y, por eso, otros países –como Costa Rica, que siempre se ha opuesto a Ecuador– invitaron a la comisión a que se asiente allí.

LO QUE SE APROBÓEl canciller ecuatoriano Ricardo Patiño insistió, sin éxito, que se incluyera en la resolución el tema del funcionamiento de las relatorías y la "autonomía e independencia" de la CIDH, y lo que se aprobó fue que, mientras se logra el "pleno financiamiento" de la Comisión con el presupuesto de la OEA, se sigan haciendo contribuciones voluntarias "preferentemente sin fines específicos".

De esta manera, se permite que la CIDH pueda seguir buscando fondos externos a la organización y a los Estados miembro. Al final, Ecuador, que incluso había amenazado con salirse del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, aceptó que la resolución se aprobara sin la necesidad de ir a votación.

DATOS

- Estados Unidos y Canadá no han ratificado la Convención Americana de Derechos Humanos y, en la reunión, varios países les exigieron que lo hagan.

- Actualmente, solo 25 de los 34 miembros activos de la OEA han ratificado dicho instrumento.

- En la sesión de Washington también hubo jalón de orejas para los Estados, como Ecuador, que amenazaban con retirarse el sistema interamericano.