Galos se juegan el Mundial. (AFP)
Galos se juegan el Mundial. (AFP)

Cuatro años después de la repesca contra Irlanda, que se decidió en la prórroga con un gol de William Gallas tras una mano de Thierry Henry, el destino de Francia se vuelve a jugar en 180 minutos de alta tensión y ante la difícil Ucrania.

En Francia ya no está Henry, pero sí Franck Ribéry. El crack del Bayern lidera a un plantel donde también despuntan Benzema, Nasri y Giroud, por citar a algunos.

"Hemos estudiado a Francia y no podemos decir que Ribéry nos dé miedo", disparó Mijail Fomenko, DT de Ucrania.

El cuadro local, que acabó a solo un punto de Inglaterra en su serie, perdió 0-2 con Francia en la Eurocopa 2012.