Foto: César Fajardo.
Foto: César Fajardo.

Autor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

Francisco Belaunde, sobrino del ex presidente Fernando Belaunde, es abogado y se educó en Francia. Lo buscamos para analizar la coyuntura política de nuestros días.

¿Le parecen verosímiles las declaraciones de Víctor Chanduví, dirigente de los mineros informales, quien asegura que financiaron la campaña a la presidencia de Ollanta Humala?Su versión es verosímil y no me sorprendería que así lo hayan hecho. En su desesperación por conseguir recursos, los partidos políticos recurren a todo tipo de financiamiento, y no siempre el más recomendable. Ahora, es innegable que Chanduví tiene un resentimiento contra Ollanta Humala y el nacionalismo, y, en ese sentido, hay que tomar sus declaraciones con cuidado, sin que esto impida que se realice una investigación.

Resentido o no, día a día, lo que dice se va comprobando…Me refería específicamente a lo dicho contra el señor Urresti: lo acusa de haber recibido cupos de las mafias vinculadas con la minería informal. Las denuncias de Chanduví se estarían produciendo porque ya en el gobierno, al parecer, Humala no les hizo caso. No hay que olvidar que todos quienes aportan a una campaña política siempre esperan beneficios, beneficios que los mineros informales no habrían recibido.

¿Los actos del Humala candidato afectarían al Humala presidente?Políticamente, sí; penalmente, depende. No hay que olvidar que jurídicamente los presidentes están protegidos. Eso sí, nada impide que el Congreso de la República y el Poder Judicial empiecen a investigar. Recordemos que la 'mayoría' del gobierno en el Poder Legislativo está bastante disminuida.

¿Humala es confiable?¿Hasta qué punto un político lo es? Analicemos el comportamiento de nuestros últimos presidentes: Alan García y Alejandro Toledo son investigados. La verdad es que nuestros políticos no son confiables. Humala, como sus antecesores, tiene comportamientos discutibles, y ha demostrado debilidad política y poco manejo de crisis: ha traído abajo su mayoría relativa.

Si esto es así, nuestra sociedad está en problemas…Los políticos no representan lo mejor de una sociedad, representan a esta tal como es. Lamentablemente, este no es el gobierno de los mejores sino de quienes elegimos. Una situación así habla mal de todos nosotros: el Estado, los ciudadanos, las élites. Hace más de cien años, José de la Riva Agüero ya decía que nuestras élites eran desastrosas; entonces, si estas no funcionan, qué se puede esperar de la sociedad en su conjunto; nos faltan educación cívica y formación política.

En este contexto, ¿Humala debería presentarse ante la comisión López Meneses?Lo sano, incluso para él, sería que la recibiese en Palacio de Gobierno. Sin embargo, optó por no hacerlo. ¿Qué oculta? Es difícil saberlo: quizás no quiere perjudicar a gente de su entorno. Hay muchos misterios alrededor de esa casa: hasta ahora ni siquiera sabemos por qué se la resguardaba. Humala parece no darse cuenta de que este caso perjudica a su gobierno.

Y en este clima de confrontación, el ministro Pedro Cateriano ha salido a atacar al Apra y al fujimorismo…Cateriano no tiene pelos en la lengua, ha luchado contra el Apra y el fujimorismo y es una figura confrontacional y bastante crítica. No creo que actúe por encargo, dice lo que piensa y es una persona honesta. Podemos discrepar de sus formas –a veces se excede– y sí le recomendaría que mida sus palabras y tenga cuidado porque el gobierno no vive la mejor de sus etapas y no le conviene enfrentarse gratuitamente con sus rivales. Nuestros problemas más graves vienen por el lado de la inseguridad, de la desaceleración económica, de la corrupción, y hacia ellos se debe apuntar, distraerse de ellos poco aporta. En todo caso, las fricciones políticas debe dejárselas a los congresistas nacionalistas.

¿Y es bueno para la estabilidad del país y su buena marcha económica que la campaña para el 2016 ya haya empezado?El más adelantado es el Apra: Mauricio Mulder ha dicho que la campaña para el 2016 ya empezó, y Alan García ha propuesto un frente electoral. Es hora de buscar consensos, sobre todo en los temas importantes, que no solo se limitan a la economía. Si bien es cierto que las fuerzas políticas están en su derecho de posicionarse y de preparar su campaña política, hay que insistir en la búsqueda de acuerdos que nos saquen del letargo en el que estamos. En este contexto, las frases de García y Cateriano poco ayudan.

Como experto en Derecho Internacional, ¿al Perú le conviene una victoria de Rousseff o de Neves, en las próximas elecciones en Brasil?El fenómeno brasileño es interesante: nadie imaginó que Aécio Neves iba a pasar a la segunda vuelta. Si Neves gana, se produciría algo muy llamativo: en medio de varios presidentes de izquierda –Mujica, Morales, Fernández, Correa, Maduro, Bachelet– alguien de derecha volvería al poder en América Latina. Ahora, en términos generales, nuestras relaciones políticas y de cooperación, ya sean con Neves o Rousseff, se mantendrían, aunque en términos económicos podrían afianzarse si gana Neves.

AUTOFICHA

- "Me gano la vida como abogado . Estudié en Francia y revalidé mi título en la Universidad Católica. Fernando Belaunde fue primo hermano de mi padre. Víctor Andrés y 'Joselo' García Belaunde también son mis familiares. Mi interés por la política viene de familia".

- "Soy nieto de Víctor Andrés Belaunde y, por eso, también estoy emparentado con el congresista Martín Belaunde. Mi interés por la política internacional proviene de mi formación académica europea… y porque mi madre es francesa".

- "Si Aécio Neves gana en el balotaje de Brasil (este domingo) se produciría algo muy llamativo: en medio de varios presidentes de izquierda –Mujica, Morales, Fernández, Correa, Maduro, Bachelet– alguien de derecha volvería al poder en América Latina".