notitle
notitle

alevy@ambiand.com

Lamentablemente, un tema tan técnico como lo debe ser el estudio del clima, hoy se encuentra maniatado en gran medida por los políticos.

Sin consideraciones de izquierda, centro o derecha, algunos políticos –mucho, otros poco y muchos nada– tienen interés y/o conocimiento sobre el clima.

O les importa levantar las banderas de la salvación del mundo (que, si va a morir, no será por cambios en el clima, sino por la autodestrucción, que se parecen, pero no son lo mismo) para llevar votos a sus tiendas políticas o les importa denigrar al cambio climático porque conspira contra el desarrollo económico. Ello es así y no va a cambiar.

Durante los últimos varios años he leído, oído y visto mucha verborrea y poca substancia respecto de cambios verificables en el clima, de origen humano y con impacto relevante. De hecho, gran parte de nosotros, y la prensa dentro de ese nosotros, no sabe distinguir el cambio climático de la variabilidad natural del clima.

Pronto llega a Lima la COP20. Allí veremos a muchos políticos, abogados y autoridades hablar sobre el clima y cambio climático sin saber distinguir la variabilidad del cambio.