Fernando Armas
Fernando Armas

Queridos compatriotas, en este duro trajinar de la vida, he aprendido que el lento caminar te hace más reflexivo, por eso las disculpas por tantas garantías vencidas y apócrifas que nunca debí respaldar, ya no volveré a referirme a candidatos que terminan como Pantaleón y las visitadoras, mucha mentira, chapes y traición.

Mis deudas las pienso pagar más adelante porque ahora estoy chiguán (con ‘g’, si no nos denuncian). Si alguna editorial quiere publicar mis libros, le doy los títulos: ‘Historia de una china mala’; ‘La fuga del juez’; ‘El indulto me dejó sin amigos’; ‘Los audios que abren los ojos’ y ‘Los merengues nunca se rinden’. Ahora me despido porque le prometí a Chabelita llevarla a conocer el Colca, para que vea lo buen arequipeño que soy.

Tags Relacionados:

Mario Vargas Llosa

Ir a portada