notitle
notitle

Juan José Garrido,La opinión del directordirector@peru21.com

Partamos por lo indiscutible: la afiliación de la alcaldesa Susana Villarán al Partido Nacionalista el domingo por la mañana era vigente para todos los fines legales pertinentes. A tal punto que el Jurado Nacional de Elecciones se pronunció sobre la misma e incluso adelantó los procedimientos necesarios para su desafiliación.

Sin embargo, que la inscripción existiese no descartaba que la misma habría sido manipulada. Al poco de que apareciera la noticia, la Sra. Villarán negó haberse afiliado al Partido Nacionalista. A priori, no existirían razones para dudar de la alcaldesa, más allá de que, hasta hace poco, Villarán no contaba con un partido apto para las elecciones municipales. Un detalle que podía dar pábulo a las suspicacias. Quienes no se fiaban de las declaraciones de la alcaldesa elucubraron la posibilidad de que, sin vehículo electoral, la inscripción como militante nacionalista abría la puerta para una candidatura por el partido del gobierno. O, al menos, que Villarán habría contemplado esa posibilidad en mayo, cuando se hizo efectiva la inscripción.

El asunto se zanjó cuando el JNE, con una celeridad inédita, anunció que desafiliaría a la alcaldesa debido a las inconsistencias detectadas en la inscripción. No solo eso: al día siguiente, el procurador del JNE indicó que el organismo electoral denunciaría penalmente al personero legal del Partido Nacionalista, quien habría afiliado a la alcaldesa "indebidamente…para lo cual se habría valido de documentos falsificados".

Desde aquí queremos aplaudir el rápido accionar del JNE. No es habitual ver a un organismo del Estado actuar con esa velocidad y eficiencia. Ojalá ocurriera lo mismo en todos los casos.

Eso sí, valdría la pena seguir de cerca ese proceso contra el personero del partido del gobierno. Si bien ha quedado aclarado que la Sra. Villarán no se afilió voluntariamente, ha quedado también claro que alguien sí lo hizo. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Con qué intención un enviado de ese partido inscribiría como militante a la máxima autoridad de Lima, que, además, se ha anunciado como candidata a la reelección? Esperemos que esas dudas también se aclaren.