Hace balance de su gestión. (EFE)
Hace balance de su gestión. (EFE)

Quizás preparando el terreno para un fallo adverso, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, dejó a un lado el triunfalismo y se mostró "tranquilo" ante el veredicto de la Corte de La Haya sobre el diferendo marítimo. "Tenemos la tranquilidad de haber hecho la mejor defensa posible", indicó.

Afirmó que, en la respuesta (dúplica) a la demanda peruana, presentaron argumentos "no sólo de carácter legal, sino con evidencia" a favor de la posición chilena. "Hicimos un esfuerzo gigantesco, investigamos en bibliotecas de todo el mundo, buscamos antecedentes", añadió.

En entrevista al diario El Mercurio de Santiago, aseguró, además, que su país siempre afrontó unido este litigio.

"Una de las cosas buenas que tiene este país es que siempre las materias internacionales las hemos asumido como política de Estado. (…) Ahí no hay gobierno y oposición, somos todos chilenos y defendemos nuestros legítimos intereses", enfatizó.