Denunciado. Mollohuanca afronta varios cargos fiscales. (Heiner Aparicio)
Denunciado. Mollohuanca afronta varios cargos fiscales. (Heiner Aparicio)

Sigue el proceso. Diez años de cárcel, cien mil soles de reparación civil solidaria e inhabilitación de tres años para ejercer un cargo público fue el pedido fiscal sobre el alcalde de la provincia cusqueña de Espinar, Óscar Mollohuanca, a quien se encontró responsabilidad por haber dirigido las protestas contra la minera Xstrata Tintaya en mayo de 2012 y que cobró la vida de cuatro personas.

La solicitud fue presentada por la titular de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Ica, María Ley Tokumori, al Juzgado de Investigación Preparatoria de Ica y Supranacional de Delitos de Convulsión Social.

LOS CARGOSLa representante del Ministerio Público denunció a Mollohuanca y a los dirigentes Herbert Huamán y Sergio Huamaní bajo el cargo de ser autores de los delitos de atentado contra la seguridad común, entorpecimiento al funcionamiento de servicios públicos, disturbios, apología del delito, y fabricación, suministro o tenencia de materiales peligrosos.

En su denuncia, la fiscal también pidió cuatro años de prisión para Ezequiel Quehue Choqueccota, Juan Antonio Huaytapuma, Daniel Condori Vilca, Roger Chullo, Caballero y Romualdo Ttito Pinto, trabajadores del municipalidad provincial de Espinar a quienes se acusa del traslado de bombas molotov en la movilidad de la misma comuna.

Del mismo modo se incluye a un representante de la Vicaría de esa región.

TENGA EN CUENTA

- Las protestas en Espinar ocurrieron del 21 al 30 de mayo de 2012.

- En las revueltas fallecieron Walter Sencia y Rudecindo Manuel.

- Para el 9 de setiembre ha sido programada la diligencia para que los acusados realicen sus descargos.