(GEC)
(GEC)

-Ahora resulta que Vizcarra se pinta como “un provinciano marrón que está siendo víctima de grandes grupos de poder capitalinos y de mafias, que quieren deponerle por sus medidas a favor del pueblo y su honestidad”. ¿Este cree que todos somos unos imbéciles para creer en esos argumentos?

-¡Por fin el contralor Nelson Shack se enteró de que la refinería de Talara es un absurdo monumental, un capricho empujado por Mohme, Campodónico y varios reporteros de LR que nos va a costar cerca de US$6 mil millones! La nueva refinería, que aún no funciona, es 25 veces más grande que la anterior. ¿Para un país que casi no produce petróleo? ¡Allí ha habido cutra de todas maneras, Shack! ¡Haga su trabajo de una vez!

-De solo oírla, la congresista Carmen Omonte califica como indocumentada, pero hasta ministra llegó porque estamos en el Perú. Y ahora se ha metido a rematar al sistema previsional con una estatización encubierta, proponiendo integrar a la ONP y las AFP bajo la férula de… ¡una entidad estatal! Un remedio apresurado y electorero, que va a resultar peor que la enfermedad.

-Ayer corría el rumor de que Robert Malley –ex alto funcionario USA para Medio Oriente y hoy integrante de la organización del controvertido magnate George Soros– había llegado a Lima para visitar a la ONG IDL. Sería extraño, ya que Malley es un experto en el Levante y no en LatAm. A menos que aquí esté pasando algo raro vinculado con esa zona, pues también la próxima embajadora USA es una experta en Medio Oriente. ¿O Malley ha venido para salvar a Vizcarra, como algunos dicen? ¿O simplemente nunca llegó y todo es un fake?

-No me extraña que Ollanta tiente la Presidencia. Hace ya muchos años, le pregunté a un candidato por qué perdía su tiempo en una carrera imposible. Su respuesta fue Realpolitik al 100%: “Porque es imposible meter preso a un candidato presidencial”.

TAGS RELACIONADOS