Sigue actualizado en nuestra APP

Petro Repsol

La participación del Estado en el sector no sería subsidiaria porque es una actividad en la que privados compiten bien. Tampoco se trata de un caso de necesidad pública.

notitle

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Alfredo Ferrero,Al.Mercadoaferrero@peru21.com

La compra de Repsol iría en contra del modelo económico que consagra la Constitución. Además, es un sector de alto riesgo, que depende del precio del petróleo. La Pampilla, obsoleta, necesita una inyección de cientos de millones.Esta puede ser una de las razones de Repsol para vender sus activos en Perú. Les haríamos un favor a los españoles comprándoles su refinería. Se requiere un análisis comercial y técnico de los beneficios para el país. Probablemente se postergue su modernización por falta de recursos, perjudicando el medio ambiente. ¿Qué se pretende? Regular precios con subsidios, como el modelo chavista, malgastando recursos que podrían ser destinados a educación, salud y seguridad interna. La gran transformación proponía nacionalizar actividades estratégicas. Definir qué es estratégico se presta a manejos políticos, métodos cuyos resultados en el mundo han sido catastróficos. Este no es el modelo de la hoja de ruta.

Ir a portada