Foto: Difusión.
Foto: Difusión.

José Feliciano,MúsicoAutor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

José Feliciano es un grande de la música, tanto para el mercado anglosajón como para el latinoamericano. Llega a Lima, junto con Gilberto Santa Rosa, para ofrecer dos conciertos: hoy estará en el Scencia de la Molina, y mañana, en el Centro de Convenciones Claro, de Plaza San Miguel. Las entradas se venden en Ripley. Ah, y sobre el público peruano, Feliciano dice: "Lo quiero mucho, pues siempre me apoyó. Y tanto me quieren ustedes que ya sé que en Yo soy, el programa de TV, hay algunos que me imitan. Y esto solo pasa cuando uno impacta, cuando a uno lo admiran".

¿En qué idioma se siente más cómodo cantando: en el español o en el inglés?En los dos. Como usted sabe, por mi origen puertorriqueño, soy bilingüe. Aunque, la verdad, he de decir que soy multilingüe, pues además de español e inglés, hablo italiano, alemán, japonés, un poquito de coreano, brasileño… perdón, quise decir portugués (ríe).

Ha tenido la suerte de gustar en ambos territorios: en el mercado anglosajón y en el mercado latinoamericano…Recuerde que yo empecé mi carrera grabando discos en inglés: el primero es de 1964. Y hasta 1966 seguí mi carrera solo en inglés, pero ese año me presenté en un festival musical en Argentina y allí le di la siguiente idea a los representantes de mi compañía disquera: que me dejasen grabar boleros en español. En ese momento empezó mi carrera latina. Pero, ojo, si bien esos temas no eran míos, les puse mi estilo, las influencias musicales que, por entonces, vivía.

La decisión de hacer boleros fue, además, un homenaje a sus padres, ¿no?Así es. Salí muy joven de mi casa. Por eso, mis padres decían que no me importaba mi herencia, que yo era muy estadounidense. Para probarles que eso no era verdad grabé en español y les regalé el disco que se llamó 'Sombras, una voz y una guitarra'. Allí estaban canciones como La barca, Reloj, La montaña… en fin.

¿Cómo reaccionaron sus padres ante este regalo?Mi madre se puso muy contenta, sobre todo porque en América Latina mi música, en ese tiempo, no se pasaba en la radio. El único lugar donde pasaban algo mío era en Argentina y, luego, en Perú. Así, poco a poco, empecé a sonar en Venezuela y Colombia… el único país que no quería poner mi música era mi patria, Puerto Rico. Como razones esgrimían que ya nadie escuchaba boleros (ríe). Sin embargo, en 1968, cuando metí un golazo con mi versión de Light My Fire, de The Doors, recién empezaron a trasmitir mis temas en mi tierra.

Usted es un rockero…Siempre me ha gustado el rock'n'roll. Desde que aparecieron, escuché 'Las puertas' (The Doors).

Y no solo eso, John Lennon era fan de José Feliciano…Fue una gran sorpresa y una más grande alegría. Yo admiraba a Los Beatles desde siempre; es más, cuando viajaba llevaba conmigo una vitrola y todos sus discos. Por eso, me entusiasmé cuando John dijo que le gustaba mi música y las versiones que yo había hecho de sus canciones.

¿Siempre quiso sonar distinto?Sí, y hasta ahora soy así: siempre quiero ser diferente, siempre he querido ser yo, José Feliciano. Y hoy, que las disqueras no existen o son muy débiles, es el mejor tiempo para los músicos, pues ya no tenemos que soportar la dictadura de las disqueras, que ya no promueven nada: si el artista quiere salir en la radio tiene que pagar, algo que yo nunca haré y, lamentablemente, pasa en todos lados. Por eso, gracias al Internet, uno tiene más libertad.

Sin dinero por discos, los conciertos se han convertido en el soporte de los músicos. ¿Cómo se siente en el escenario?Me encanta estar en uno, cantarle a la gente. Siempre que tenga salud, estaré allí, porque uno de mis máximos placeres es estar frente al público… y, al cantar, llevarle paz.

¿Los puertorriqueños nacen melómanos?(Ríe). No lo sé, pero este puertorriqueño sí. Como sabes, mi patria tiene mucho talento musical. Una prueba de ello es la presencia en Lima, junto conmigo, de otro gigante: Gilberto Santa Rosa. Él, además de talento, hace las cosas bien. Pero no solo tenemos a Gilberto, también están Víctor Manuel, Tito Rodríguez, Johnny Albino, y compositores como Rafael Hernández, Bobby Capó, Pedro Flores.

Y Puerto Rico también es Daddy Yankee…Yo prefiero no opinar al respecto. Si vamos a hablar de reggaetón, para mí los mejores son Wisin y Yandel y Calle 13.

¿Cómo se lleva con los nuevos ritmos, con la música contemporánea?Muy bien. Es más, la uso para hacer nuevas canciones. El artista que se mira a sí mismo, no podrá seguir vigente. ¿El bolero permanece porque la gente no se cansa de enamorarse? Ojalá sea así (ríe). Todo estilo tiene subidas y bajadas, pero el bolero siempre estará con nosotros, en nuestro corazón.

AUTOFICHA

- De mi vida se ha hablado y se ha dicho tanto. Por eso, yo le he ahorrado el trabajo a la gente y he escrito todo acerca de mí. Solo tienen que visitar mi página web.

- Mis padres decían que era muy estadounidense. Para probarles que eso no era verdad grabé un disco de boleros y les regalé el disco.

- Admiro a Wisin & Yandel, a Calle 13, a El Gran Combo, a Tito Rodríguez. También escucho Maroon Five, The Swedish House Mafia. Y, claro, Elvis Presley, el rey.