[Opinión] Marisol Pérez Tello: Un ministro  Siniestro. (Foto: Julio Reaño / @photo.gec)
[Opinión] Marisol Pérez Tello: Un ministro Siniestro. (Foto: Julio Reaño / @photo.gec)

Días de tensa calma después de la salida del gabinete de Bellido. Era insostenible, por sus antecedentes y por sus características personales. Incapaz, misógino y mitómano, debe ahora ser acusado constitucionalmente por mentirle al país sobre el debate para cremar al terrorista Guzmán, mentira corroborada en el chat del partido de gobierno.

Quizá lo que reveló el chat genera la tensa calma y la menor resistencia a la nueva premier, Mirtha Vásquez, y su paso y ejercicio del poder como presidenta del Congreso. En Vásquez destacan sus formas dialogantes y respetuosas, valoradas entre los demócratas.

MIRA: [Opinón] Marisol Pérez Tello: ¿Y la reforma política?

Es oportuno, en aras de la buena voluntad que debe caracterizar esta etapa, reconocer y felicitar la publicación del decreto supremo que aprueba la política general de gobierno 2021-2026. Esperemos su desarrollo en la presentación del gabinete. Muestra respeto a la Constitución y a la ley y eso desinfla la barbaridad de pretender reformas que atropellan la Constitución.

Aplaudimos todos los cambios necesarios en el marco del artículo 206 de la Constitución, en la línea de respeto al Estado de derecho, a la seguridad jurídica y al desarrollo que permiten.

Vamos a confiar sin bajar los brazos, porque podría tratarse de un elemento distractor; ese es el nuevo estado cuasi general de quienes no votamos por el presidente Castillo. A esta duda se suma el desacierto de nombrar a un embajador en Venezuela que no fue aceptado en otros países democráticos. Su nombramiento no hace menos dictador a Nicolás Maduro.

Tampoco podemos callar con relación a algunos ministros de este gabinete, el peor, en lo inmediato, es el siniestro ministro del Interior, por su mala trayectoria personal y por sus pésimas decisiones respecto del Vraem, entre otras perlas. Esperamos que renuncie, lo renuncie la premier antes del voto de confianza, lo cambie el presidente o lo interpele y censure el Congreso. Es un reclamo mayor entre los pueblos que le creyeron al Estado, como los asháninkas, liderados en la CARE, entre otros, por Ángel Pedro, que demandan seriedad y continuidad en las políticas de erradicación de coca y cultivos alternativos, y una lucha frontal contra el narcotráfico. Eso o seremos un narcoestado con sicarios terroristas y de mano de obra de ciudadanos y sus hijos que fueron secuestrados hace 30 años y que seguimos ignorando.

Son los pueblos asháninkas por quienes pelea Ángel Pedro Valerio, cuyo padre fue asesinado cuando era pequeño y empuñó un arma presidiendo los comités de autodefensa de joven, y aún joven sigue peleando por su pueblo y por su país. Se lo debemos, señor presidente.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Sendero amenaza a congresista Roberto Chiabra