Pensemos en Lima ante todo

MML

Jorge Muñoz dijo que la gestión del alcalde Castañeda no proporciona información sobre la situación financiera de la Municipalidad Metropolitana de Lima. (Foto: USI)

Jorge Muñoz dijo que la gestión del alcalde Castañeda no proporciona información sobre la situación financiera de la Municipalidad Metropolitana de Lima. (Foto: USI)

Editorial Perú21
Editorial Perú21

Varios casos calientes que afectan seriamente a los limeños serán la herencia del alcalde de Lima, Luis Castañeda, a su sucesor, Jorge Muñoz, quien le ha pedido acceder ya mismo a la información de la gestión municipal. Pero el burgomaestre de la capital le ha dado largas, excusándose en formalidades, aunque la proclamación ya se dio hace tres días.

¿Acaso se trata de que Castañeda pueda estar ocultando algo? Ello es casi improbable en la actualidad. Pareciera más bien que la intención es hacerle difícil el inicio de su gestión a Muñoz, lo cual mellaría la alta popularidad con la que llega al cargo. Pero ante todo afectaría a los habitantes de Lima.

A Castañeda se le debe estar haciendo muy difícil digerir el fracaso de su partido Solidaridad Nacional en el último proceso electoral, sobre todo cuando su hijo era el que corría por la alcaldía de la capital.

Cuando solo faltan siete semanas para el inicio de 2019 y el cambio de autoridades municipales en el país, las comisiones de transferencia ya deberían estar trabajando con celeridad y transparencia.

Así, desde la primera semana de enero podríamos tener al alcalde trabajando a fondo con su equipo y no informándose del estado de los temas de su despacho, especialmente con asuntos álgidos como la situación del Metropolitano, los peajes, la ampliación de carriles en algunas vías importantes, la inseguridad y el recojo de la basura.

Por ello, esperamos que el aún alcalde de Lima abra prontamente las puertas de la municipalidad a su sucesor, por consideración a los ciudadanos de esta cada vez más grande y compleja ciudad que han expresado en las elecciones la gran insatisfacción ante su gestión.

Saludamos la iniciativa que ha tenido Muñoz de reunirse, mientras tanto, con autoridades del Ejecutivo, así como con los concesionarios y operadores de servicios básicos de la ciudad para obtener información y garantías para la ejecución de las obras. Pero lo óptimo es un trabajo conjunto de transferencia. En ese sentido, es positivo que, como aún alcalde de Miraflores, haya abierto su despacho a su sucesor en ese distrito que, curiosamente, ganó con el color amarillo de Solidaridad Nacional.

Obras y soluciones al servicio de la ciudadanía son el objetivo de la gestión de un alcalde. No podemos permitir que, por razones de politiquería, se pretenda que estallen problemas a la nueva gestión, a costa del bienestar de quienes vivimos y tributamos en esta vieja y difícil, pero siempre querida Lima, que ya llega a su 484 aniversario.

Ir a portada