(Mario Zapata)
(Mario Zapata)

Varios congresistas de Gana Perú han abandonado el barco nacionalista en las últimas semanas. Ayer lo hizo Jhon Reynaga. Teófilo Gamarra lamenta en esta entrevista que esa situación se siga repitiendo.

¿Sabía de las incomodidades que sentía Jhon Reynaga?Yo mantengo una buena relación con él. Somos colegas, amigos y nos sentamos uno al lado del otro en el hemiciclo. Pero no sabía que iba a dejar el partido, esta renuncia es una sorpresa. Él era de las personas que asistían a las reuniones de la bancada permanentemente. Siempre era parte de las directivas y de los acuerdos. En algún momento me comentó que quería hacer una agrupación regional, pero nada más.

Reynaga dijo que lo alejó el tratamiento del Ejecutivo en el conflicto de Las Bambas.Las Bambas es un proyecto minero muy importante para el país que tiene que caminar. Las autoridades regionales y locales de Apurímac están a favor del proyecto.

¿Pero el Ejecutivo tuvo un buen tratamiento del tema?El Ejecutivo demostró permanente diálogo. A estas alturas, las renuncias o alejamientos del partido no tienen ninguna otra justificación que no sean los intereses preelectorales. Creo que, en el fondo, lo que existe tras los apartamientos en las agrupaciones políticas es un interés de tentar una candidatura por otro grupo político. No se pueden utilizar justificaciones cuando en realidad los alejamientos que se puedan producir en este último tramo tienen como objeto eso: lograr alianzas con miras a las elecciones del 2016.

¿Cuántos congresistas ha perdido Gana Perú en su bancada?Bueno, en total han sido 19 congresistas.

¿Y todos ellos renunciaron por apetitos electorales?No, de ninguna manera. A todos no se les puede meter en el mismo saco. Las renuncias se han ido dando de forma coyuntural, debido a que Gana Perú fue un frente amplio. Nuestra bancada no estaba conformada al cien por ciento por militantes del Partido Nacionalista. Teníamos integrantes de fuerzas regionales y de otros grupos políticos. En el primer alejamiento, de Javier Diez Canseco y de otros, aparentemente se trató de temas ideológicos y diferencias dentro de las políticas de gobierno, pero las renuncias posteriores básicamente se relacionan con el tema de las cuotas de poder.

La mayoría de legisladores oficialistas que salieron de la bancada han indicado que el nacionalismo traicionó sus ideales primigenios.Yo creo que esa es una justificación o un pretexto. Los alejamientos tuvieron que ver con las cuotas de poder al interior de la bancada nacionalista, con la postulación a las presidencias de comisiones o a la presidencia del Congreso.

¿El partido no quebró su propuesta inicial?No, de ninguna manera. El presidente de la República ha sido elegido por los 30 millones de peruanos y ha ganado con una propuesta y una Hoja de Ruta que respetaba la estabilidad macroeconómica, la inversión privada, las reglas de juego establecidas para todos los inversionistas, y creo que esa Hoja de Ruta ha permitido que el Perú mantenga su crecimiento económico, que continúe generando oportunidades, que haya más inclusión social…

¿Hay alguna autocrítica en el nacionalismo por haber perdido tantos congresistas?En realidad, más que una autocrítica, creo que el problema fue la selección de candidatos, que se dio en el contexto de que éramos una bancada que quería aglutinar incluso a otros partidos políticos que se querían sumar al proyecto nacionalista. Entonces, la bancada fue bastante plural. Y conforme ha ido avanzando el tiempo, varios congresistas se han ido por intereses preelectorales.

¿El error del nacionalismo fue no conocer a las personas que invitó al partido?Más que un error se trata de la composición de la bancada nacionalista, que fue plural. Con el tiempo, en muchos de los casos, han preferido bajarse del carro habiendo ayudado a que el nacionalismo gane las elecciones. Eso tiene que ver con la poca solidez ideológica y política de algunos de los integrantes de la bancada.

El número de congresistas renunciantes a Gana Perú es mayor al de otras bancadas de gobiernos pasados.Bueno, pero es un común denominador que en algunos grupos, ad portas de las elecciones, se produzca esto. Ese es el común denominador en toda coyuntura preelectoral.

¿Cuando inició el gobierno, se imaginó que iban a sufrir tantas disidencias?No, de ninguna manera pensamos perder tantos congresistas. Nosotros, los que continuamos en el nacionalismo, abrazamos un proyecto político y nos mantendremos en él asumiendo el activo y el pasivo. De hecho que todo gobierno va a ser objeto de las críticas y ataques de la oposición, pero quienes ingresamos a este proyecto político no solo tenemos que asumir lo positivo sino también lo negativo.

Pero este gobierno parece tener más pasivos…No, este gobierno tiene más activos que pasivos. Y los activos son los programas sociales, Beca 18, las obras de infraestructura… Si uno viaja a provincias, ve todo el trabajo que se está realizando.

AUTOFICHA

■ "Soy magíster en Derecho Civil. Fui elegido congresista por la región Ucayali para el periodo 2011–2016. He sido vocero de la bancada de Gana Perú. Actualmente me desempeño como presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta General del Congreso".

■ "El ex ministro Daniel Urresti salió del gobierno con un alto porcentaje de aprobación en su sector. Es una persona que tiene todas las capacidades para postular en algún momento. Pero enhorabuena que Von Hesse sea ahora el precandidato".

■ "Respaldo las declaraciones de la presidenta del partido, Nadine Heredia, y lamento que el Tribunal Constitucional (TC) se haya puesto de rodillas ante las presiones políticas de sectores de la oposición".

Por: Ricardo Monzón Kcomt (rmonzon@peru21.com)