[Opinión] Aldo Mariátegui: “Castillo se tiró a una piscina sin agua”.
[Opinión] Aldo Mariátegui: “Castillo se tiró a una piscina sin agua”.

¿Cómo se le pudo ocurrir a Castillo hacer un intento de golpe de Estado tan chapucero? ¿De verdad creía que algo tan hecho a la loca iba a funcionar? Como bien nos enseñó Curzio Malaparte en su genial “Técnica de un golpe de Estado”, en donde examina varios casos históricos, una operación de esta naturaleza se debe basar en una planificación meticulosa: tejer aliados civiles y militares, contar con el apoyo activo (o el desinterés pasivo) de las masas, la neutralización de los medios de comunicación, la inmovilización de adversarios, escoger el momento preciso, usar la sorpresa, tener un pretexto fuerte, etc.… Es cierto que a veces resultan los golpes de Estados a la criolla, como ese de Vizcarra.

Pero ya este repugnante había construido una gran popularidad personal y una descalificación total del Congreso en base a los consejos de su perverso asesor argentino Maximiliano Aguiar. Algunos dicen que Castillo lo hizo porque se asustó con el aluvión de denuncias, se sentía inseguro de derrotar a la vacancia y quería una excusa para después poder asilarse en México. Pero todo eso suena ilógico, pues entonces simplemente solo le bastaba salir subrepticiamente de Palacio en la madrugada del miércoles 7 e ir a acogerse a la hospitalidad de la legación mexicana (o boliviana). Castillo volvió a probarnos lo tan burro que podía ser y ahora le esperan largos años en prisión.

Su sucesora Dina Boluarte no me entusiasma nada: es tan solo un poquito mejor intelectualmente que Castillo. En Davos, o cuando se puso a cantar repentinamente en un mitín, dio vergüenza ajena. También parece que va a ser capturada por la caviarada. Y me temo que es tan ambiciosa que probablemente no se percate de que de ninguna manera tiene fuerza para acabar el periodo de Castillo.

Pero hoy es un día feliz y no quiero ser aguafiestas. Espero por lo pronto que Boluarte rectifique, que nombre un buen gabinete y que purgue ya de castillistas indeseables a todo el Estado.