[Opinión] Aldo Mariátegui: “Le han puesto precio a mi cabeza y quiero participar…”. (Foto: Presidencia)
[Opinión] Aldo Mariátegui: “Le han puesto precio a mi cabeza y quiero participar…”. (Foto: Presidencia)

Confirmado: hubo un intento de Castillo para que las FF.AA. apoyen un cierre del Congreso antes de este miércoles. A causa de eso (no se sabe bien si por discrepar o por el rechazo militar a la aventura), el ministro de Defensa Barragán dimitió. Pero Castillo sigue en pie de guerra: ha nombrado como jefe del servicio de Inteligencia (DINI) a un agresivo lunático velasquista/antaurista (y que es blando con el Movadef) como el general (r) Wilson Barrantes y al también agresivo abogado de extrema izquierda Raúl Noblecilla como viceministro de Gobernanza Territorial, pliego que maneja precisamente los conflictos sociales. Los legisladores serían bastante estúpidos de votar en contra de la vacancia después de este intento de cerrar el Congreso. Con cinismo, deberían optar por Dina Boluarte para sobrevivir hasta 2026, antes que Castillo les eche. Pero muchos irán al matadero. Son como ese corrupto que dijo “he sabido que le han puesto precio a mi cabeza y también quiero participar”.

- La ministra de Cultura, Silvana Robles, ha decidido imitar a los sudistas gringos, nazis y sudafricanos y constituido un padrón de “afroperuanos”. O sea, ahora el Estado nos va a categorizar oficialmente por razas. Si fuera negro, rechazaría cualquier prebenda por ese registro racista y paternalista, pues es indigno que te traten como si fueras un minusválido o un sujeto raro y distinto al resto.

- Ayer Latina no transmitió en directo el partidazo Francia-Polonia. ¡Qué escándalo ha sido este “canal del Mundial”! Son tan cachacientos que ponen en su comunicado que “hicieron un gran esfuerzo” para adquirir los derechos porque “el Mundial es un evento muy relevante y queríamos que todos los peruanos pudieran verlo sin necesidad de pagar”. ¡Lo hicieron por caritativos! Encima mandan a dos cómicos a actuar en Ica como si estuvieran en Catar... Los consumidores en otro país le harían un boicot y no sintonizarían nunca más a esa emisora en sus hogares, pero eso es imposible en el tan timorato Perú.