Pasos Perdidos
Pasos Perdidos

El retiro del proyecto de ley de la ONPE, que abría la puertas a una candidatura presidencial de Nadine Heredia en 2016, no ha generado mayor sobresalto en el nacionalismo donde, se sabe, ya se había analizado esta posibilidad ante el cargamontón político y mediático a la propuesta. Fuentes oficialistas indicaron que, habiéndose descartado ya el proyecto de ley con nombre propio, y habiendo naufragado el planteamiento de Magdalena Chú, lo que queda ahora es recurrir al Jurado Nacional de Elecciones, primero, y al Tribunal Constitucional, después, en busca de una 'interpretación auténtica' que establezca que, si bien la Ley Electoral prohíbe la postulación de la primera dama, en la Constitución no existe un artículo que se lo impida.

El trámite, sin embargo, no se iniciaría pronto. La idea, dijeron, es darle un respiro a la población que, en las últimas semanas, ha sido saturada con abundante información sobre las aspiraciones políticas de quien en Palacio de Gobierno es conocida como "la jefa".

En el nacionalismo, trascendió, están convencidos de que esa sería la única vía para colocar a Heredia en el partidor electoral. Sobre todo después de ver la furibunda oposición de sus aliados peruposibilistas a una reelección encubierta, postura que, con mucha discreción, han respaldado algunos parlamentarios de Gana Perú que no comparten los afanes electorales de la también llamada "número uno". La mayoría de ellos, se sabe, son provincianos que han preferido mantenerse al margen de los dimes y diretes sobre la 'ley Nadine'. "Solo nos buscan cuando necesitan nuestros votos", comentó un legislador. En este grupo estarían también algunas figuras representativas del humalismo que hoy se sienten relegadas de Palacio y que no están dispuestas a hacérsela fácil a la pareja presidencial.