notitle
notitle

¿Dónde estaban los legisladores más representativos del oficialismo cuando la oposición hacía leña del ministro del Interior? Nadie lo sabe porque no asomaron ni la punta de la nariz por el Congreso. Esta vez, Daniel Abugattás, Víctor Isla, Ana María Solórzano, Omar Chehade, entre otros, delegaron la defensa de uno de sus ministros más cuestionados a sus legisladores 'calichines', a aquellos que ni siquiera la oposición podía identificar pues era la primera vez que hacían uso de la palabra en una sesión plenaria o que, en su defecto, tienen un rosario de denuncias más largo que el propio titular del Interior como Amado Romero, el recordado 'comeoro'.

Fueron ellos también quienes, apremiados por la hora del almuerzo, prefirieron cambiar sus curules por cómodos asientos en la Sala Grau donde comieron el suculento buffet con el que se agasajan cada vez que se reúne el Pleno y que –aseguran fuentes legislativas– corre a cuenta del presupuesto del Congreso y no del bolsillo de los legisladores como debería ser.

Es que, dicen en Gana Perú, no solo es la oposición la que tiene bajo la lupa a Wilfredo Pedraza. También un sector del bloque gobiernista considera que la crisis por el alarmante incremento de la inseguridad ciudadana –que le ha costado varios puntos de aprobación al Gobierno– hace rato que debería haber determinado la salida del gabinete del actual titular del Interior.

De ahí, señalan algunos, el ausentismo en algunos casos, y el desinterés en otros, de algunos nacionalistas en una interpelación en la que, dicho sea de paso, el ministro se dedicó a responder preguntas relacionadas a hechos que han ocurrido hace más de dos meses, y sobre los cuales ya se ha pronunciado hasta el cansancio y con el mismo estribillo. El jueves, Pedraza solo repitió el libreto.